Recomendable tanto para particulares como para profesionales y empresas. Los seguros de defensa jurídica nos permiten, por poco dinero, poder disponer no solo del asesoramiento telefónico de un abogado sino también de ser asistidos en caso de juicio..


Aunque es una cobertura que ya aparece a la mayoría de seguros de multirriesgo (vivienda, comercio, comunidad), su contratación aparte nos garantizará una independencia total y un abanico más amplio de coberturas

Una característica muy importante de los seguros de defensa jurídica es la libre elección, es decir, siempre podremos optar para elegir el abogado que deseemos (con el límite de importe de reembolso establecido en póliza)